Blog

El otoño trae consigo mañanas frías, días de lluvia y alta humedad en el ambiente lo que intensifica la presencia de diversos virus que terminan provocando, frecuentemente, resfriados comunes, gripes, bronquitis, faringitis y neumonías. La población más afectada son los lactantes, niños menores de cinco años y los adultos mayores.

Además, es importante destacar que las personas con alergias respiratorias tienen más probabilidades de contraer resfríos porque al tener la mucosa nasal inflamada crece la producción de secreciones y se deterioran los mecanismos de defensa. Todos estos factores contribuyen a la mayor frecuencia de infecciones respiratorias virales y bacterianas.

Fuente: https://www.clinicaalemana.cl/

DÉJANOS UN Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas